Blog

En invierno suben los niveles, es un buen momento para medir radón

El radón es un gas radiactivo de origen natural, es la causa principal de cáncer de pulmón en las personas que no fuman. El radón puede llegar a niveles peligrosos cuando queda atrapado en las casas u otros edificios, principalmente en las plantas bajas.

En los meses fríos la concentración de radón suele ser superior comparada con el resto del año.  
Hay muchos factores que afectan a la concentración de radón, los cambios de condiciones climáticas son unos de los más importantes. Temperatura, presión atmosférica y precipitaciones influyen de manera directa. En las estaciones frías los días se van acortando y las temperaturas bajan, esta circunstancia además ejerce una acción indirecta sobre la subida de los niveles de radón porque cerramos las ventanas y las puertas. Este déficit de ventilación tiene como consecuencia una subida concentración de radón.
Además, en los meses fríos, el aire caliente tiende a escaparse por los techos y por tejados de las casa , esta circunstancia tiene como consecuencia una succión de aire frío desde la parte baja de los cimientos de los edificios, este aire frío que entra por el suelo incorpora nuevas partículas de radón a nuestro hogar.
Estas causas sumadas a que pasamos mas tiempo en nuestras casas en los meses fríos, hacen que el invierno sea una temporada idónea para hacer el test del radón.